La mente propone, tu dispones

Es lo que tiene ser humano, llevamos de serie una mente que nos propone pensamientos constantemente, y no creas que este artículo te va a decir como evitar que eso ocurra. Por cierto, si lo averiguas me lo cuentas.

Muchos de los pensamientos que se nos generan, a base de pensarlos, acaban convirtiéndose en creencias de las cuales no tenemos consciencia por estar muy arraigadas en nosotros, las vivimos como certezas y no nos las cuestionamos.

Les hemos dado validez a partir de lo que nos han enseñado, de experiencias significativas y/o recuerdos. Se basan en la percepción que tenemos de lo que sucedió en el pasado y que creó nuestra propia realidad. Puede ocurrir que alguien en nuestra infancia nos dijera, ¡eres torpe!, y que en ese momento aceptaramos el mensaje, integrándolo de tal manera que ahora nosotros mismos creemos firmemente que es así.

Las creencias más comunes son de identidad, de capacidad, de posibilidad y de merecimiento, sobre uno mismo, sobre los demás o sobre la vida y el mundo.

Nos pueden limitar o capacitar a la hora de querer alcanzar sueños.

Ejemplos de creencias limitantes:

  • No soy bueno en mi trabajo
  • Nunca voy a alcanzar mis sueños
  • Soy incapaz de hacer ejercicio
  • No voy a conseguir trabajar en lo que me apasiona
  • Nadie me quiere
  • No puedo gestionar mi tiempo

Ejemplos de creencias capacitadoras:

  • Soy capaz de conseguir lo que me proponga
  • Puedo lograr mejorar en mi trabajo
  • Tengo todos los recursos para poder alcanzar mis sueños
  • Hay personas en mi entorno que me quieren mucho
  • Puedo gestionar bien mi tiempo
  • Me merezco lo mejor

Para detectar que es lo que te dices se hace necesario parar y reflexionar.

Debes tener claridad en que es lo que quieres conseguir, en tu objetivo.

A la hora de plantearte como alcanzarlo observa tu dialogo interior. ¿Qué te dices? ¿Hay algún pero? Anótalo.

Ahora clasifica si cada una de las cosas que te dices te limita o te capacita.

Si te limita… ¿Cómo puedes hacer para cambiar ese pensamiento? ¿Qué te puedes decir que te motive a la acción? Esto nuevo que te dices… ¿cómo te hace sentir?

La mente propone pero eres tú quien elige atender a los pensamientos que te anulan o a los que te apoyan y te potencian para seguir avanzando.

Esto no es magia, para que funcione tienes que tener muy claro que es lo que quieres alcanzar y para que, ilusión por conseguirlo, paciencia ante las dificultades y persistencia en la observación y la práctica.

Y muy importante, no olvides disfrutar del camino.

Que las creencias capacitadoras te acompañen hacia el logro de tus sueños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *